RETENCIONES DEL IRPF DURANTE EL ERTE

En estos días están apareciendo en prensa multitud de noticias referentes a la Declaración de la Renta’20 de las personas que han estado incluidas en un ERTE. En ellas se habla de miles de trabajadores que van a estar obligados por primera vez a rendir cuentas con Hacienda, teniendo que pagar la parte de IRPF no retenida durante el tiempo que ha durado la situación de suspensión de contrato, ¿qué hay de verdad en todo esto?

Muchos de vosotros habréis comprobado que la nómina de junio ha venido con una retención de IRPF muy baja o incluso a cero. Esto se deriva de que las empresas realizan el cálculo de retención del IRPF con un programa que hace un estimado anual de los ingresos a obtener, sin tener en cuenta a otros pagadores.

Este ejercicio vamos a contar con un segundo pagador, el SEPE, que del mismo modo hace el cálculo de retenciones a practicar sin tener en cuenta lo que vamos a cobrar por parte de nuestra empresa.

La normativa fiscal actualmente obliga a declarar a las personas que, teniendo dos o más pagadores, perciban en su conjunto más de 14.000 euros, si el segundo de ellos nos abona más de 1.500 euros. Por ello, es conveniente estar preparados y comprobar que las retenciones que nos han practicado son suficientes para que en la Declaración de la Renta´20 no estemos obligados a pagar la diferencia.

En caso de que no te hayan retenido lo suficiente durante el periodo de ERTE, puedes solicitar al Departamento de RRHH una subida del porcentaje de IRPF durante los meses restantes del año con la finalidad de regularizar esta situación y evitar sorpresas en la Declaración de la Renta´20.

Ante cualquier duda, desde FASGA, SPV y SPS, ponemos a tu disposición a nuestro equipo de Renta para resolverte cualquier duda al respecto.